Blog

Docente de COALIVI se adjudica el primer perro guía entrenado en Chile

Noticias l

Ema es la primer perro guía entrenada por fundación Fundalurp

El nombre de esta perrita labrador es Ema, tiene un año nueve meses de edad y es el primer perro guía de Chile entrenado por la escuela de perros guía perteneciente a Fundalurp. María José Vergara, docente de COALIVI, tuvo que realizar una postulación y un exhaustivo entrenamiento para adjudicarse su tenencia.

Fundalurp es una fundación internacional de derecho privado sin fines de lucro, creada en 2009 para apoyar a gente ciega y con baja visión y tiene como proyecto armar una escuela para perros guías.

En octubre pasado, la fundación entregó los primeros dos perros guías en Chile, uno de ellos en Concepción y otro en Santiago, y según lo explicado por la instructora y entrenadora de nacionalidad holandesa, Brit Lamberts, “buscamos a personas que tuvieran un carácter parecido a los perros, que caminaran a la misma velocidad y analizamos sus rutinas para que pudieran funcionar como equipo”.

María José siempre soñó con tener un perro guía y postuló a muchas escuelas a nivel internacional, y por ser latina y otras situaciones nunca tuvo acceso a tener uno, hasta que en 2017, a través de una amiga se enteró que se abriría la primera escuela de este tipo en Chile, por lo que realizó su postulación.

La docente de COALIVI explicó que “ahora mi vida va a cambiar de la tierra al cielo, porque yo con el bastón soy independiente y me traslado bien a distintos lugares, pero con el bastón se camina, con el perro guía se pasea, de hecho, ella ya incorporó muchas de mis rutinas, y en las rutas se aprendió cuántas cunetas hay, cuántos hoyos esquivar, cuándo aumentar o disminuir la velocidad, lo que me entrega una mayor seguridad en el desplazamiento, para mí es un pasaporte a la libertad”.

Marcela Farfán es cadete de instructor de perros guía de Fundalurp, es decir, está recibiendo una instrucción para convertirse en entrenadora. Ella señala que “entrenar perros es maravilloso, ver lo que logran los animales con las personas también, los animales son muy entregados y cambian vidas, entonces poder ser parte de ese proceso es impresionante, por lo que me siento muy orgullosa de ser parte de esto”.

Afirma que el entrenamiento de un perro guía es largo, (seis a ocho meses desde que cumplen el año),  parten por obediencia básica, comportarse en la calle y socialización a través de familias voluntarias que ayudan en este proceso, lo que quiere decir que el perro debe someterse a distintos estímulos y situaciones para que pueda adaptarse y no tenerle miedo a nada. En este momento Fundalurp trabaja con labradores porque estos perros tienen un comportamiento esperado y tienen menores niveles de error, genéticamente hablando, para poder trabajar con ellos.

De izquierda a derecha, Marcela Farfán, Brit Lamberts y María José Vergara junto a Ema en la entrada de COALIVI

Algo más acerca de los perros guía:

La función de un perro guía es ser auxiliar de movilidad para personas con discapacidad visual. Para que el trayecto del usuario y su perro sea seguro, debemos tener en cuenta lo siguiente.
⠀⠀⠀
No podemos acariciar al perro guía, pues esto hace que se distraiga. Siempre debes preguntar a su usuario si es posible hacerlo.
⠀⠀⠀
No se debe ofrecer comida al perro.
⠀⠀⠀
Son animales dóciles y muy bien educados por lo que no hay que tenerles miedo.
⠀⠀⠀
No jales su correa, pregunta al usuario si necesita alguna ayuda.
⠀⠀⠀
No llames al perro con silbidos o sonidos, pues lo distraes de si trabajo.
⠀⠀⠀
Todas las personas con discapacidad visual acompañadas de su perro guía tienen el derecho de accesos a lugares como alojamientos, locales, transporte público.

María José Vergara junto a Ema.

De izquierda a derecha, Marcela Farfán, María José Vergara y Brit Lamberts junto a Ema.