Programa Psicosocial

El desconocimiento visual, propio de las personas ciegas o con baja visión, genera una inseguridad tal, que muchas veces, se aíslan de la sociedad por miedo a no saber desenvolverse de manera correcta, a ser blanco de burlas o simplemente, a no saber hacer las actividades más básicas y domésticas como vestirse, prepararse comida o hacer una cama. Con esos temores, nuestros alumnos y rehabilitandos, llegan a nuestra institución donde se les entrega las herramientas indispensables, tanto psicosociales como pedagógicas, para que logren en una primera instancia, una independencia como persona, para luego desarrollarse en el ámbito educacional o laboral y ser una persona útil a sí misma y a su familia, con proyectos de vida como el de cada uno de nosotros.

Cuando la ceguera, sin aviso previo, entra en la dinámica propia de una familia, ya sea con el nacimiento de un hijo o a través de un accidente en personas con vista, supone un cambio y alteración importante. Es por ello, que antes de educar y rehabilitar a nuestros alumnos y rehabilitandos, es de suma importancia la intervención del psicólogo y asistente social, con el propósito de aceptar esta condición por parte de todos sus integrantes, para luego comenzar el trabajo directo con el beneficiario y su familia.